CNB Contemporanea

Pensamiento | Malezas. Charla y picada agroecológica

 

 

 

 

 

 

 

 

Martes 5 de diciembre de 2017 a las 18
Malezas. Charla + Picada agroecológica

Actividad con inscripción previa: [email protected]

 

Malezas es una charla y picada agroecológica, fruto del trabajo cooperativo entre el Museo del Hambre y el proyecto Cartografía de un experimento a cielo abierto de Julia Mensch que se exhibe actualmente en la CNB Contemporánea.

Participan: Lalo Bottesi, Eduardo Cerdá, Marcos Filardi, Miryam Gorban, Meche Méndez y Julia Mensch.

El Museo del Hambre funciona en el barrio porteño de San Cristóbal como caja de resonancia de acciones y caminos hacia la soberanía alimentaria y el buen vivir.

Cartografía de un experimento a cielo abierto es una investigación artística aún en proceso de Julia Mensch sobre la implementación del sistema de la agricultura transgénica en el país, y las resistencias y alternativas en crecimiento.

Los invitamos a través de una charla y una picada agroecológica compartida  –“sana, segura y soberana”, en palabras del Museo del Hambre– a conocer caminos ya iniciados que construyen alternativas al escenario actual y muestran que otros horizontes son posibles. La propuesta es compartir experiencias y pensar colectivamente qué hacer para detener este experimento del que todos somos parte y construir una ciencia digna, otro horizonte político y otra agricultura (familiar, agroecológica, biodinámica, sustentable), para que en el futuro –como plantea Marcos Filardi– podamos solo ver al hambre encerrado en las paredes de un museo.

MALEZAS.
A partir de 1996, una mancha verde uniforme empezó a extenderse en el país, expandiéndose silenciosamente y transformando al territorio nacional en un gran laboratorio a cielo abierto, para realizar un experimento en los territorios que habitamos y en nuestros propios cuerpos. Hoy, a más de 20 años de la aprobación del primer cultivo genéticamente modificado y aunque son ya innegables las consecuencias extremadamente negativas del modelo transgénico en la salud del ambiente, de los seres humanos y los animales, este sistema extractivista continúa avanzando. Los eventos transgénicos siguen siendo aprobados por la CONABIA (comisión gubernamental encargada de aprobar para su comercialización los OGM), millones de litros de agrotóxicos siguen siendo derramados sobre la población rural y los casos de enfermedades aumentan a lo largo y ancho del país.

Hannah Arendt hablaba de la revolución como la búsqueda de un tesoro, un tesoro sin forma, ni nombre, que en las más misteriosas condiciones aparece y desaparece abruptamente, como si fuera un espejismo. A 100 años de la revolución rusa, ¿dónde podemos hoy encontrar apariciones del tesoro llamado revolución? ¿Puede tomar la revolución solo la forma de actos de rebelión masivos? ¿Qué pasa cuando éstos se detienen? ¿Desaparece la revolución? Tengo la sensación de que actualmente podemos vislumbrar su aparición en resistencias y alternativas al modelo extractivista que crecen como si fueran malezas –o buenazas como las llamó el biólogo y ecólogo Eduardo Rapoport– en las grietas de la gran mancha verde uniforme. ¿Quiénes serían entonces los revolucionarios de hoy? Son quizás plantas, individuos y colectivos que interpelados por la emergencia en la que nos encontramos, salieron de sus ámbitos específicos de trabajo y tomaron nuevos roles, para oponerse al modelo y visualizar sus efectos desbastadores, denunciarlos, construir pruebas, generar alianzas, y lo que considero extremadamente esperanzador, alternativas. Construyen proyectos que a simple vista pueden parecer insignificantes, pero que se mantienen en el tiempo y se multiplican, formando así redes revolucionarias que pueden generar cambios a largo plazo y nuevas formas de habitar y ser parte de la naturaleza. Son cooperativas, cátedras libres, redes de madres, maestras rurales, asambleístas, activistas, investigadores, científicos, abogados, profesionales de la salud, periodistas, agroecólogos, campesinos, indígenas. Son quienes desde su hacer cuestionan el sistema capitalista, su idea de progreso infinito y de extracción ilimitada, construyendo nuevos sistemas de producción, intercambio y organización colectiva, defendiendo la vida y caminando hacia el Buen Vivir (nuevo-viejo paradigma, basado en el concepto indígena de Sumac Kawsay). Son las gotitas que hacen que en la lluvia no solo se encuentren agrotóxicos, sino también resistencia y esperanza de que otros caminos y mundos son posibles.
Julia Mensch

Sobre los expositores:
Lalo Bottesi: Ingeniero agrónomo especializado en agroecología y docente universitario, Cooperativa de Trabajo Iriarte Verde.
Eduardo Cerdá: ingeniero agronómo especializado en agroecología extensiva y biodinámica, RENAMA Red Nacional de Municipios y Comunidades que fomentan la Agroecología.
Marcos Filardi: Abogado especializado en derechos humanos y soberanía alimentaria, Museo del Hambre, CALISA Cátedra de Soberanía Alimentaria UBA.
Miryam Groban: Licenciada en nutrición, vicepresidenta de Médicos del Mundo, coordinadora de CALISA Cátedra de Soberanía Alimentaria UBA
Meche Méndez: Enfermera de cuidados paliativos del Hospital Garrahan, creadora de una red de información alternativa sobre los efectos en la salud del uso de agroquímicos en la salud humana.

 

 

Casa Nacional del Bicentenario

Riobamba 985, C1116ABB

Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

(+54) +11 4813.0301 / 0679

[email protected]

Ministerio de Cultura - Presidencia de la Nación